dilluns, 13 de juny de 2011

trece

Eres tan genial, ¿eh? Tus vestidos, tu camiseta a rayas, tus cosas. Las uñas de rojo, la cerveza. El pelito corto, tus gafas de nerd. Tu cámara molongui con fotos color sepia o tonalidad verdosa. La angustia existencial plasmada en frases de autores que ni siquiera conoces. Tu vida y la música con la que la acompañas: indie y rock alternativo, claro, que tú eres muy moderna. Las zapatillas rojas, el cigarro de después del café. El tío que te tiras, muy rubio, por cierto. Sí, tan genial y parecida a cualquier tía de veintipocos años, que me entran arcadas cada vez que te encuentro por los pasillos de ese edificio antiguo, sin agua en las fuentes, donde en cada metro cuadrado hay sesenta clones que se creen igual de exclusivas que tú. Haznos un favor a todos o al menos a mí, va. Piérdete.

2 comentaris:

  1. jajajaja
    Genial. Estupendo..
    jajaja
    Yo muchas veces pienso lo mismo...
    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponElimina