dimarts, 8 de març de 2011

B de bipolar


Últimamente, no para de ocurrir. Sea por lo que sea, me acuerdo de alguien que hace tiempo que no da señales de vida y, de un modo u otro, acaba apareciendo. Y me gusta saber que a 1357 kilómetros te has acordado de mí. O que ella tampoco se ha olvidado de que éste, es un mes impar. Puestos a hablar, me gusta también la gente que piensa que no puedes sentirte mujer con veinte años, porque no has hecho nada para merecer sentirte así. No mientras te sigas depilando con cuchilla a última hora, no salgas a correr a diario y no combines bien tu ropa interior. Por eso me gusta ella; porque tiene razón y punto. Y porque sus mails siempre llegan a tiempo para salvarme de todas las veces que estoy a punto de tirarme por la ventana. Porque sí. Ahora, desde que no para de sonar Coldplay, resulta que me he vuelto bipolar. Y no bipolar de ahora me río y ahora lloro, no. Bipolar de cojones. Bipolar desde que descubrí que la persona por la que he hecho más idioteces en mi vida, es la única que se da cuenta de que he movido dos centímetros mi raya del pelo hacia el lado contrario después de estar tres meses sin verme. Bipolar desde que alguien me dijo que los mejores verbos empezaban por esa puta letra que hasta vista al revés me parece genial. Bipolar desde que me he dado cuenta de que lo de ir siempre a la derecha de la persona que tengo al lado cuando camino, se ha convertido en casi un acto obsesivo. Bipolar porque odio que conozcas todos mis defectos y porque la conversación más interesante que he tenido este mes ha sido con alguien de mi mismo sexo que opinaba que Bel no era un nombre adecuado para una chica guapa. Pensándolo bien, puede que la solución a todo esto sea dejar de comentar tanto qué está pasando y empezar a preguntarme por qué. A lo mejor, es que ha llegado el momento de dar cuatro mil vueltas al mundo sin intención alguna de marearme o puede que, simplemente, baste con que empiece a acordarme un poco de mí. A lo mejor así, acabo encontrándome. Exactamente igual que como me pasa con todos últimamente, ¿no?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada