dimarts, 22 de març de 2011

Te lo dije

En estos tiempos, en que las hamburguesas de un euro son todo un manjar; los apuntes, tus colegas más próximos; y un Opel Corsa, tu mejor aliado, seamos realistas: ni tú vales tanto, ni yo tan poco. Es hora de aceptar que subirse a lo más alto sin llegar a caer nunca, tiene una probabilidad de menos-cero; que el Nestea jamás emborrachó, y que los lunes ya no dan tanto asco desde que sé que no te tengo al lado. No mientas más y aprende a resignarte. Los verdaderos amigos no existen, pocos valen lo que dicen y tú nunca más serás uno de ellos. Dejaste de valer lo que valías y ahora para lo único que sirves, es para inspirarme. Ya ves. Ni eres quien eras, ni yo volveré a serlo. Es así como querían, ¿no? Seamos realistas: ni tú vales tanto, ni yo tan poco.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada